La consulta pública previa a la elaboración de la futura ordenanza de parques y jardines arranca la próxima semana

El delegado de Medio Ambiente, Roberto Palmero, ve necesario que Chiclana cuente con un nuevo marco normativo unificado y actualizado en el ámbito del uso, disfrute y aprovechamiento de los espacios naturales

Roberto Palmero durante la presentación de la Ordenanza de Parques y Jardines.

El delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, ha anunciado el inicio la próxima semana del proceso de consulta pública previo a la elaboración del borrador de la futura ordenanza municipal de parques, jardines, zonas verdes y protección del arbolado urbano de Chiclana, un proyecto que nace de la necesidad de contar con un nuevo marco normativo unificado y actualizado en el ámbito del uso, disfrute y aprovechamiento de estos espacios de la ciudad.

Roberto Palmero ha explicado que “a día de hoy la normativa medioambiental vigente en Chiclana, más allá de otras superiores que vienen marcadas desde la Junta de Andalucía, el Estado o Costas, es la Ordenanza Municipal de Protección Medioambiental (OMPA), que recoge los usos y las sanciones, entre otros asuntos, existentes en relación con las  zonas verdes y espacios naturales de nuestra ciudad. Una ordenanza que se encuentra ya un poco desfasada debido a los cambios legislativos que se ha producido en los últimos años, el constante crecimiento de nuestro municipio o un planeamiento urbanístico como el de Chiclana que no para de cambiar. Ante esta realidad, teníamos una serie de tareas pendientes que añadir a la OMPA y finalmente hemos optado por trabajar en una nueva ordenanza más específica con la que plantamos cara a nuevos retos y nuevos problemas. No obstante, la OMPA seguirá vigente, aunque algunos artículos se readaptarán y actualizarán”.

Así las cosas, el proceso de elaboración arranca con una primera fase participativa en la que es preciso recabar la opinión de la ciudadanía, informándoles con carácter previo sobre las cuestiones que se pretenden solucionar mediante la nueva la ordenanza, a fin de que muestren su opinión y realicen sus aportaciones. En este sentido, Roberto Palmero ha señalado que “a partir de la próxima semana iniciaremos una consulta pública que estará disponible durante un mes en la web del Ayuntamiento de Chiclana, donde se colgará un documento donde se explica detalladamente todo lo que queremos hacer y las diferentes normativas existentes actualmente, así como un apartado para realizar sugerencias y un cuestionario que lanzamos a la ciudadanía para que nos den su opinión sobre algunos de los temas en los que existe un mayor debate. Esta consulta está abierta a toda la ciudadanía. Cuanto más aportaciones tengamos, más útil y más cercana a la realidad será la futura ordenanza”.

Entre los principales objetivos del futuro documento se encuentran los relativos a la conservación, utilización, uso y disfrute de los parques, jardines y zonas verdes de la ciudad, así como la protección del arbolado para su conservación y mejora, una normativa que se convierte, en palabras del delegado, en “uno de los grandes retos que llevamos mucho tiempo intentando aplicar, que la regulación de las zonas verdes de la ciudad sea independiente de la calificación urbanística con la que cuente el suelo en el que se encuentra”.

Igualmente, el futuro documento pretende regular las actuaciones de tala o trasplante de arbolado; establecer los criterios para la poda de todas las especies presentes en el término municipal de Chiclana, así como los elementos jurídicos necesarios de intervención, control y régimen sancionador en defensa y protección de dichos espacios y del arbolado; y además, tipificar las sanciones, medidas cautelares y reparatorias, procedimiento y potestad sancionadora.

“En definitiva, el fin último de todo este trabajo es el de regular y tener el control total de la protección medioambiental de un municipio tan complejo como Chiclana, plagado espacios naturales tan diferente como pinares, marismas, esteros, playas, parques y una cantidad enorme de jardines y parcelas privadas. Nuestra intención es que la futura ordenanza vea la luz cuanto antes para poder afrontar con las máximas garantías todos los retos de futuro que tenemos como ciudad”.