El alcalde presenta el libro ‘Plantas silvestres del Pinar Público de la Barrosa’

Esta publicación de Javier Palacios del Valle será entregada a los centros escolares de la localidad, así como a la Biblioteca Municipal para mayor conocimiento de la ciudadanía

Presentación libro plantas Pinar la Barrosa

El alcalde de Chiclana, José María Román, ha presentado el libro ‘Plantas silvestres del Pinar Público de la Barrosa’, en un acto en el que también ha estado presente el autor de la obra, Javier Palacios del Valle; el delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero; y el delegado municipal de Educación, José Alberto Cruz. Hay que reseñar que esta publicación será entregada a los centros escolares de la localidad, así como a la Biblioteca Municipal García Gutiérrez.

Durante la presentación, el alcalde ha explicado que “la formación académica de Javier, que es profesor jubilado, y su amor por la naturaleza han llevado a que, a lo largo de tres años de intenso trabajo fijándose en las plantas de este pinar, haya editado este libro, que incluye acuarelas suyas”. “Así, vamos a adquirir una serie de libros, que vamos a repartir entre los centros escolares de Chiclana, con el objetivo de que la gente sea consciente de que el Pinar de La Barrosa es un espacio de disfrute, pero también medioambiental y que tenemos que cuidar”, ha comentado José María Román, quien ha recalcado que “hay más especies en el parque periurbano de las que podemos encontrar en el libro”.

“Agradecer a Javier Palacios que se haya molestado en trabajar este libro, en el que podemos conocer muchas especies de la flora del pinar de La Barrosa con su nombre vulgar y científico”, ha expresado el regidor chiclanero, quien ha indicado que “esta obra nos permite conocer aún más Chiclana, por lo que vamos a repartirlo entre los centros educativos y la biblioteca, además de obsequio a visitas de personalidades”. “Esperemos que esta obra sirva para respetar y amar la naturaleza, entre la que se encuentran los dos millones de metros cuadrados de pinares públicos que tenemos en Chiclana”, ha añadido.

Por su parte, Javier Palacios ha indicado que “el origen de este libro es la cercanía de mi domicilio a este pinar y siempre me ha encantado la variedad enorme de plantas existentes”. “Además, he ido observando cómo ha cambiado el pinar en estos últimos 30 años, desapareciendo algunas especies y apareciendo otras por el cambio de estructura de este espacio”, ha comentado el autor del libro, quien ha añadido que, “con la idea de conservar este panorama existente, he recopilado las diferentes plantas”.

“Chiclana tiene un microclima excepcionalmente diferente incluso del resto de la provincia, porque hay dos primaveras, una ahora con las primera lluvias y otra en los meses propios de esta época del año, cambiando completamente el paisaje”, ha comentado Palacios, quien ha incidido en que “hay una variedad enorme de plantas”. “Y he observado a que al pinar vienen muchos grupos de escolares y que el profesorado tiene cierta falta de referencia a la hora de hablar de las especies existentes, de ahí que el libro cuente con un vocabulario adaptado para los estudiantes”, ha resaltado el autor del libro, quien ha concluido añadiendo que “el 90 por ciento de las especies ha tenido utilización en industria, medicina, cosmética, etcétera…”.

Hay que destacar que las personas, organismos o entidades interesadas en la adquisición de un ejemplar del libro puede ponerse en contacto con el autor a través del correo electrónico recurso1581@gmail.com.

Javier Palacios del Valle es maestro jubilado, teniendo una gran curiosidad  observando la evolución de las plantas del pinar a lo largo de las estaciones del año. Recoger muestras para su posterior localización y clasificación y cuneta con una abundante bibliografía, que ha permitido el desarrollo de los textos del libro. Textos con los que ha tenido que hacer un gran esfuerzo para hacerlos comprensibles para el lego en la materia.

Además, le gusta la lectura y representación de los antiguos herbarios, desde los medievales a los del siglo XIX, siempre basados en ilustraciones pictóricas. Los más modernos ya utilizan la fotografía como recurso, pero de alguna manera, le parecen más bellos y descriptivos los que usaron el dibujo y la pintura para representar a las plantas. Con idea de recuperar estos antiguos herbarios es con lo que decidió ilustrar con acuarelas los distintos tipos de plantas, en lugar de usar fotografías.

Con esa intención cada planta aporta su descripción biológica, la de sus usos actuales o tradicionales, así como su nomenclatura científica y vulgar junto con los orígenes de dichos nombres y como ilustración una acuarela lo más detallada posible de la planta intentando recoger sus principales características de porte, composición o sistemas de reproducción, no sólo con intención estética sino también didáctica, ya que el dibujo permite dar detalles y combinaciones que con la fotografía es complicado.

Ha sido un trabajo muy laborioso y a lo largo de tres años, ya que el pinar sufre transformaciones profundas a lo largo del año y las plantas aparecen y desaparecen constantemente, siguiendo su ciclo vital. Por ello, cada vez que creía haber terminado el trabajo, aparecía una nueva planta que hacía que lo fuera ampliando. Hasta que llegó un momento que, dando por supuesto que siempre habría alguna más, decidió darlo por acabado.

Indicar que se ha limitado a un sector muy concreto del pinar, el que tradicionalmente conocemos como Pinar Público, ya que si hubiera tomado el parque periurbano, que abarca desde Sancti-Petri a la Torre del Puerco e incluye el conjunto dunar, la extensión hubiera sido mucho mayor, ya que sólo las plantas específicas de las dunas dan para otro libro. Asímismo, ha descartado las setas, de las que el pinar se cubre en el periodo de lluvias, o los líquenes y musgos, de los que también hay una buena cantidad.