La Policía Local interpone 45 denuncias por vertido de basura fuera de los contenedores en las últimas semanas

El alcalde hace un llamamiento a la ciudadanía para hacer un uso correcto de los puntos de recogida de residuos, así como de las áreas de reciclaje

Vertido de basura fuera de los contenedores

 Uno de los problemas más destacados que nos encontramos a diario en el municipio es el vertido incontrolado de basura, lo que genera un deterioro medioambiental, una mala imagen y un incremento del coste del servicio de recogida por parte de la empresa concesionaria del servicio. En este sentido, pese a la campaña de concienciación puesta en marcha  meses atrás por el Ayuntamiento y la empresa municipal Chiclana Natural, aún siguen produciéndose casos de vertidos fuera de los contenedores habilitados para ello, generando molestias a los vecinos y malos olores.

Por ello, desde la Policía Local se ha incrementado los controles a lo largo del término municipal y en las últimas semanas se han instruido 45 boletines de denuncias por incumplimiento de la Ordenanza Municipal de Protección Medioambiental, en lo que a vertidos fuera de los contenedores de residuo sólido se refiere. Un dato que, en mayor medida, se produce en la zona residencial y diseminado, aunque también en el casco urbano y la zona de la costa. De esta forma, restos vegetales, escombros, muebles, aparatos electrónicos y bolsas con restos orgánicos predominan en estos vertidos fuera de control y que provocan un daño medioambiental importante.

“Pese a que en Chiclana contamos con numerosos contenedores de residuos sólidos urbanos, plásticos y envases, papel y cartón y de vidrio repartidos a lo largo del término municipal y con previsión de incrementar aún más, sobre todo, por toda la zona residencial del diseminado, aún seguimos encontrándonos imágenes lamentables de restos de basura, tanto alrededor de los contenedores como en otras zonas, sin control alguno”, lamenta el alcalde de Chiclana, José María Román, quien indica que “vamos a seguir trabajando para incrementar el número de puntos de recogida de residuos de cara a llegar a todas las zonas del municipio y facilitar a los vecinos de los distintos caminos del diseminado que puedan disponer de los contenedores a pocos metros de sus parcelas”.

Aun así, el regidor chiclanero vuelve a hacer un llamamiento a la ciudadanía para que se haga un uso correcto de los contenedores, tanto de residuos orgánicos como de recogida selectiva, así como de las tres áreas de reciclaje y el punto limpio móvil, que se instala en distintas zonas del municipio a lo largo del mes. “Independientemente de que vayamos a seguir ampliando el número de contenedores por zonas donde hasta ahora no había, también queremos solicitar a la ciudadanía que lleve a cabo un uso correcto de los contenedores y no arrojen los restos a la vía pública, espacios verdes o parcelas vacías del municipio, lo que no solo ofrece una mala imagen, sino que perjudica el medio ambiente y encarece el servicio de recogida”, expresa José María Román, quien añade que “entre todos debemos trabajar en la misma dirección con el objetivo de garantizar la consecución de los distintos objetivos que engloban la Agenda 2030, entre ellos, todos los relacionados con la sostenibilidad y la preservación del medio ambiente”.

“Si queremos lograr una ciudad más limpia y medioambientalmente sostenible, debemos colaborar institucionales y sociedad en general en ello, para hacer de Chiclana un municipio verde y respetuoso con nuestro entorno. De nada sirve incrementar el número de contenedores, contar con tres áreas de reciclaje, un punto limpio móvil o una planta de transferencia, que se pondrá en marcha el próximo año, si no se hace un uso adecuado y respetuoso de los mismos”, manifiesta el alcalde, quien añade que, “además, un correcto uso de los puntos de recogida de residuos evitaría que desde la Policía Local tuviesen que interponer denuncias por incumplimiento de la Ordenanza Municipal de Protección Medioambiental”.