Chiclana Natural vuelve a certificar su sistema de calidad, gestión medioambiental y gestión de crisis

La empresa municipal tramita en la actualidad la auditoría del sistema EMAS, que necesita la validación de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía

Chiclana Natural ha superado las auditorías de los principales indicadores de calidad certificada implantados en la empresa municipal. En concreto son cinco las certificaciones que permiten refrendar el compromiso de rigor en la gestión y medioambiental en 2020. Corresponden a sus sistemas de calidad según las Normas UNE-EN-ISO 9001 y 14001; a las denominadas UNE-EN 15975-1 y UNE-EN 15975-2, relativas a situaciones de crisis y emergencia previsibles y que atestigua que cuenta con los procedimientos necesarios para la identificación y gestión de los riesgos asociados al abastecimiento. Además, en estos días se está procediendo a la certificación del sistema EMAS de gestión administrativa de las dos playas chiclaneras, La Barrosa y Sancti Petri, por un lado, y de gestión integral de Sancti Petri, por otro. 

Así, durante los últimos días, Chiclana Natural se ha sometido satisfactoriamente a la Auditoría Externa de re-certificación de sus sistemas de gestión. Técnicos de la empresa auditora han realizado los trabajos de fiscalización del conjunto de la gestión que desarrolla la empresa municipal, en las distintas áreas de su competencia, comprobando los distintos procedimientos que cada normativa aprobada exige. Todo ello, tendente a la verificación acertada de los mismos, y propuestas de mejoras y modificaciones o ampliaciones derivadas de la actividad. 

En este sentido, el delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, informa que “superar estas auditorías no es solo un reconocimiento a la calidad de la gestión y medioambiental. Es decir, no queda en un simple trámite de cara a la galería, sino que nos permite consolidar el nivel de eficacia de los sistemas de gestión implantados en la empresa, poniendo el énfasis en optimizar todos los recursos disponibles para obtener el mayor grado de satisfacción de la ciudadanía”. “El control y planificación de todos los procesos necesarios para identificar las necesidades y requisitos de los ciudadanos nos permite luego poder satisfacerlos y, en ese sentido, es esencial la fiscalización que realizan estas auditorías”, abunda.

Hay que indicar que el alcance del sistema de calidad comprende el diseño y mantenimiento de instalaciones de abastecimiento y saneamiento de aguas; la atención al cliente, contratación y suministro de agua potable urbana; el control y seguimiento de los servicios medioambientales municipales: recogida de residuos, limpieza viaria, el  mantenimiento de parques y jardines y, por último, el mantenimiento y limpieza de playas.

El EMAS, que se tramita en la actualidad, se trata de un sistema europeo de ecoauditoría al que el Ayuntamiento de Chiclana, a través de Chiclana Natural, se incorporó en primera instancia para la evaluación de la gestión administrativa y mejora del comportamiento medioambiental en las playas de La Barrosa y Sancti Petri y durante el 2019 para la evaluación de la gestión íntegra de la playa de Sancti Petri.

Asimismo, recalcar que a las certificaciones indicadas se suman las relativas a las playas como la Bandera Azul de los Mares Limpios de Europa, la Q de Calidad Turística, la oriflama de Ecoplayas y la recién lograda el pasado verano, Safe Tourism; certificado de playa seguras ante la COVID-19 para La Barrosa y Sancti Petri, que otorgó el Instituto para la Calidad Turística Española, ICTE.