Chiclana Natural reduce las pérdidas de agua por averías, fugas y fraude un 2,38%

Los chiclaneros registran un consumo doméstico de 3.602.113 metros cúbicos de agua en 2019, lo que supone 164.000 metros cúbicos más con respecto a 2018.

 

El crecimiento de la población, junto a la reactivación de la economía, son dos de los factores que inciden en esta subida del consumo.

Pérdidas de agua

Chiclana ha constatado una disminución de un 2,38 por ciento en las pérdidas de agua correspondientes a fugas, averías o fraude en las redes de conducción con respecto a 2018. Este dato, que recogen las estadísticas de Chiclana Natural, es altamente significativo, puesto que en 2019 la empresa municipal adquirió 7.080.550 metros cúbicos al Consorcio de Agua de Zona Gaditana (CAZG) para este periodo. La merma se redujo a 1.417.007 metros cúbicos, un 20,01 por ciento del agua adquirida. 

En este sentido, el delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, ha señalado que “esta cantidad es menor que la registrada en 2018, gracias a que desde Chiclana Natural se emplea una buena parte de los recursos en trabajos de mejoras de las red como la renovación de válvulas, la actualización de equipos para la detención de fugas o los proyectos de microsectorización. Estas iniciativas no sólo permiten reducir las pérdidas, sino que conllevan, además, que los cortes de suministro, cuando se producen, afecten a un menor número de ciudadanos”.

En lo que respecta el consumo de agua en el municipio, los chiclaneros han gastado a lo largo del año 2019 poco más de 164.000 metros cúbicos más de agua con respecto a 2018. El aumento de la población, que ha deparado que 2020 se inicie con 85.556 habitantes, y la progresiva recuperación económica, son los dos factores principales causantes de este incremento.

Los datos proporcionados por la empresa municipal indican también que en el año recién terminado se facturaron 5.527.083 metros cúbicos de agua, de los que casi tres cuartas partes, exactamente, 3.602.113 metros cúbicos, pertenecen a uso doméstico y 1.565.017 metros cúbicos al uso industrial. Palmero ha valorado estos resultados indicando que “comparando estas cifras con respecto a 2018, se constata que en el ámbito doméstico se utilizaron 164.008 metros cúbicos más en la última anualidad, cifra totalmente comprensible si se tiene en cuenta que en las oficinas de Atención al Cliente de Chiclana Natural se tramitaron un total de 1.635 nuevas altas de contratos de suministro que, por lógica, lleva aparejado el incremento del consumo de agua”. El edil también ha considerado muy significativo el dato del consumo de agua doméstico, al estimar que “está en consonancia con el incremento poblacional que sigue registrando el municipio y que no cesa, con unos 500 habitantes más por año”.

En las industrias y negocios se mantiene la misma tónica, según se recoge en el balance anual sobre la gestión del agua de Chiclana Natural. En este apartado, que supone el 28,32 por ciento de la facturación total, hubo un incremento de 82.873 metros cúbicos con respecto a 2018. El dato refleja que el aumento del gasto lleva aparejado un aumento de la actividad económica en la ciudad.

Otro de los usos que se hizo del agua comprada al CAZG fue el municipal, destinado al riego, baldeo, edificios municipales y otros consumos, a los que se destinaron 360.000 metros cúbicos. 

Para concluir, Roberto Palmero ha invitado a la población a “seguir avanzando en el ahorro de agua, ya que desde la administración local, en este escenario de emergencia climática, una de nuestras grandes prioridades es seguir invirtiendo en su gestión eficiente y el uso responsable”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies