Entran en funcionamiento los nuevos contenedores soterrados ubicados en la calle Ayala y plaza de Santo Cristo

Los nuevos contenedores se unen a los que se pusieron en marcha semanas atrás en la calle Lugo y que han supuesto una inversión global de 26.168 euros por parte de Chiclana Natural

Nuevo contenedor soterrado en la calle Ayala

Los nuevos contenedores soterrados anunciados en el mes de marzo por la empresa municipal Chiclana Natural han cobrado operatividad en la calle Ayala y la plaza de Santo Cristo, después de que se pusieran en funcionamiento a mediados del mes de junio en la calle Lugo. De esta forma, se completa la actuación de soterramiento de estos nuevos contenedores en estas tres localizaciones del centro de Chiclana y que permite una mejora sustancial del servicio, tanto en relación al impacto visual como a la eliminación de malos olores en la zona.


Así pues, hay que recordar que las obras comenzaron a ejecutarse tras la celebración de la Semana Santa por la empresa Excavaciones, Demoliciones y Transportes Chiclana SL, con una inversión de 26.579 euros, IVA incluido, y un periodo de ejecución de tres meses. En este sentido, resaltar el buen desarrollo de las obras en los tres nuevos puntos de contenedores soterrados en el casco urbano, que ha permitido cumplir los plazos estipulados para su materialización. 


Así pues, las actuaciones han consistido en la obra civil, el transporte y la colocación de los equipos de RSU, incluyendo el transporte de los mismos hasta su ubicación, la renovación de bordillos y pavimentos en el área inmediatamente próximos a los soterramientos de los contenedores y el rediseño de las zonas afectadas por para facilitar el acceso de los vecinos, su uso y lograr que el mantenimiento, la recogida y la carga por los servicios de limpieza se haga sin problemas de acceso de los vehículos y sin que se ocasionen conflictos circulatorios. Además se han tenido en cuenta modificaciones puntuales de infraestructuras afectadas como saneamiento, canalizaciones de alumbrado público, de suministro de baja tensión y de telefonía fija. 


Con la consumación de estas obras, el casco urbano dispone de  trece puntos de contenedores soterrados. La concepción modular de los contenedores permite integrarlos en el viario urbano, mejorando el aspecto urbanístico, así como mejorando la funcional y estética en tres puntos que acaparan un alto número de descargas de residuos en el casco urbano por parte de la ciudadanía. 


Finalmente, hay que recordar que para el vaciado de los contenedores se utilizarán los vehículos existentes provistos de equipos robotizados mono-operador de carga bilateral, siendo los mismos camiones grúa de recogida que en la actualidad realizan la recogida de residuos sólidos urbanos en la ciudad. Para ello, el contenedor estará compuesto por una torreta para el depósito de los residuos y por una estructura prefabricada soterrada, que evita el impacto de los contenedores tradicionales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies