All-Gas cumple las expectativas tras culminar el proyecto financiado por la UE para la depuración y generación de biogás a través de cultivo de microalgas

El reto ahora es salvar las barreras legales que permitan ampliar la planta para que pueda tratarse el 100 x 100 de las aguas residuales de la EDAR de El Torno por el novedoso método de depuración.

Investigadores de 25 países se interesan por el proyecto All-Gas
Investigadores de 25 países se interesan por el proyecto All-Gas

El proyecto All Gas ha culminado su fase de investigación. Los años transcurridos desde 2011 han permitido afrontar en la localidad uno de los proyectos más ambiciosos desarrollados a nivel mundial para la depuración de aguas y la generación de bio combustibles. El reto ahora es posibilitar que toda la planta chiclanera adapte el sistema de depuración mediante el cultivo de algas y el combustible que se obtiene en el proceso sirva para abastecer a un número superior a 40 vehículos municipales, pero para ello es necesario romper algunas barreras legales. 

El alcalde alcalde de Chiclana, José María Román, quien abrió el acto de clausura, explicó que “el único problema no es de capacidad técnica, ni de I+D+i, sino que lo que se está haciendo no estaba previsto que se pudiese hacer y las normativas y las leyes nos impiden seguir avanzando”, ha explicado José María Román, que también ha reseñado que “necesitamos una adecuación de la legislación para que proyectos de economía circular como estos puedan seguir avanzado, porque estamos cambiando los paradigmas de depuración y economía circular”.

El director general de Agua del Ministerio para la Transición Ecológica, Manuel Menéndez,  incidió en que “este ministerio se creó hace un año y un proyecto como All-Gas viene a representar lo que se persigue con su puesta en marcha, porque funde energía y medio ambiente. Intentar juntar los mundos en este proyecto hace que la parte administrativa vaya por detrás y eso a veces supone un reto más complicado que el técnico o el científico, tal y como ha señalado el alcalde de Chiclana”.

Por su parte Frank Rogalla, responsable de Investigación de Aqualia,  señaló que "el balance de estos años de investigación es exitoso. Se ha demostrado que la tecnología desarrollada por el consorcio tiene un enorme potencial en territorios como Andalucía, que dispone de cerca de 3.000 horas de sol al año y superficie disponible para el cultivo de las microalgas. Podemos pensar en las 400 plantas depuradoras que existen en Andalucía como en fábricas de bioenergía y como elemento fundamental para el desarrollo de una nueva economía, comprometida con el medio ambiente". 

Además, el director de Zona Sur de Aqualia, empresa líder del proyecto All-gas, Lucas Díaz,  ha reseñado que es un día especial, “porque el equipo que ha trabajado en Chiclana destacó del proyecto que "ha dado a la empresa visibilidad a nivel nacional e internacional y sus logros son tan relevantes como conseguir reducir el consumo energético de una planta convencional en el 80 por ciento o más y unas condiciones de depuración mejores que las que convencionales, lo que han supuesto la gran sorpresa del proyecto”.

A este acto acudieron 50 asistentes del Congreso IWAlgae, celebrado los días 1 y 2 en Valladolid entre los que se encontraban investigadores de 25 países diferentes. 

El proyecto All-Gas demuestra la producción sostenible a gran escala de biocombustible basada en el cultivo de microalgas a bajo coste. La investigación, que comenzó en 2011, inauguró su fase demostrativa en 2017. Actualmente, las instalaciones del proyecto producen el suficiente biogás de alta calidad para impulsar 20 coches por hectárea de cultivo de microalgas, lo que supondrán 40 coches, gracias a las dos hectáreas de cultivo que se tienen.  En noviembre del año 2010 el consorcio del proyecto All-Gas comenzó su actividad investigadora. Desde ese momento, ha ido superando con éxito diferentes hitos hasta llegar a ser la mayor instalación mundial destinada al cultivo de microalgas con agua residual para la obtención de biogás vehicular. 

En este acto también estuvieron presentes la senadora y segunda teniente de alcalde, Cándida Verdier; el delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero,  la representante del proyecto Officer de la Comisión Europea, Szilvia Boszoki y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies